¿Cuántas veces os habéis hecho esa pregunta? parece que tenemos un radar que hace que siempre demos con la misma clase de parejas.

He oído un millón de veces esa clase de queja en boca de todas las mujeres de mi entorno, “si hay un macarra con pintas se fija en mí”, “siempre termino con hombres infieles por naturaleza”,  y yo era una de ellas, mi frase… ¿es que todos los inseguros me tocan a mí?. En conclusión parece que tenemos un imán para determinada clase de personas. Y esto, ¿es así en realidad?, ¿está el universo confabulando contra nosotras para ponernos en el camino un determinado tipo de hombre?, ¿los elegimos nosotras?

Os voy a hablar de la transferencia y adquisición de roles, muchas de los problemas que se nos presentan en nuestra vida son debidos a un cambio de roles en nuestra relación con las personas que nos rodean, ya sean relaciones familiares, sentimentales o laborales, se nos asignan o nosotras mismas adquirimos, roles que no nos pertenecen, pero a los que estamos habituadas, incluso nos hacen sentir cómodas ya que es el terreno que mejor conocemos, os voy a poner un ejemplo, imaginaros una mujer que tiene totalmente asumido el rol de cuidadora, cuida de la gente en el trabajo, resolviendo problemas que no son su responsabilidad, cuida de su hermanos como si fuera una madre, de sus amigos, es el hombro donde todos lloran, probablemente le sea más fácil entablar relaciones con hombres que necesiten de esos cuidados, que no sean resolutivos, seguramente no es la clase de pareja que ella sueña, pero está tan cómoda en su papel de cuidadora, que elige, aunque sea de un modo inconsciente esa clase de hombres.

roles

Por lo que creo que, si este es tu caso, si siempre terminas con la misma clase de hombre, deberías hacerte un examen personal, ¿cuál ha sido mi rol en las parejas que he tenido hasta ahora?, ¿cuál es el denominador común de esos hombres?, ¿es posible que sea una elección inconsciente mía?

Una vez que te respondas estas preguntas es muy probable que tu radar varíe, y empieces a “atraer” a otra clase de persona. Parece que siempre caemos en los mismos errores hasta que aprendemos de ellos.

Sé que es más cómodo maldecir al universo y al destino, pero esta nueva opción suele resultar más efectiva.

¡No te vayas sin asegurarte que vas a recibir nuestros consejos y propuestas para ayudarte despertar a la guerrera que llevas dentro!

 

 

Indica tu nombre y dirección email:

Tu inscripción se ha realizado con éxito ¡gracias!